Te voy a besar

Estoy pensando que es una señal ese brillo que tienes en tus ojos, la forma en que me reflejo en ellos, y el tiempo en que tardo en quedarme quieta para verme en ellos otra vez. Solo porque sí, solo porque en ese momento siento que te conozco un poco más y me dejo conocer.

Tengo que imaginar, que el mismo Dios nos creó, en diferentes moldes pero ajustables, que nos puso juntos cuando aún estaba perfeccionando el acabado y que nos dejó ahí, justo de lado. Ese tipo de cosas pienso cuando dejas de verme, y es lo único que se me ocurre para que nuestros ojos se alineen perfectamente cuando nos vemos, y nuestros labios se encuentren y sepan como reaccionar.

Tengo que especular y no exagero cuando te digo que te extraño de aquí hasta donde estés en este mismo instante, –que lejos por cierto– pero todo esto es lo que vuelve un remolino mi cabeza y me hace recordar porque sigo aquí escribiendo esto, cuando ni siquiera lo vas a leer.

Pero aún así se cuántas ganas tienes de verme, y si acaso se te van esas ganas, ya no me sientas y tu confundida cabeza te cree conflictos, me quedaré a una distancia prudente porque se me da bien lo de las distancias, me quedaré quieta para reflejarme en esas lagunas y te diré: te voy a besar y te va a gustar. Porque me encanta cuando me besas, porque me encantas mientras me besas y porque sé lo que te gusta.

Una respuesta a “Te voy a besar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s