Mis peores pesadillas

Cuando tu peor pesadilla se convierte en realidad, cuando por mas veces que despiertes tus peores miedos no se van, cuando no queda opción que afrontar la realidad.

¡Mamá! ¡Es mamá! Y mis piernas empezaron a temblar, solo recuerdo un grito desgarrador de mi hermana y un silencio. Mamá tenía cáncer.

A raíz de eso mi vida cambió, ya no era yo, se trataba de ella. Sus jugos, sus medicinas, la hora de la comida, la luz que molestaba después de la quimio, recoger el cabello que quedaba en la almohada, cubrir los espejos, esconderme para poder llorar, limpiar mis lágrimas a tiempo para ir a verla, el miedo de ir a dormir por las noches y no saber que pasará el siguiente día.

Es mamá, la persona mas fuerte que había conocido estaba en una cama por una enfermedad, no podía hablar, le dolía levantar sus manos, y a mi me dolía verla así.

Médicos, quimios, muchas pastillas para el dolor, amigos que hablaban incoherencias, otos que hacían lo correcto y solo la abrazaban, y su familia que hasta el día de hoy estamos aquí, enfriando a tiempo su sopa.

Nadie te enseña como hacerlo, nadie te dice cuando creces que tu mamá puede tener cáncer mas pronto de lo que crees, nadie te prepara para verla sufrir, nadie te enseña como enfrentar ese dolor tan grande; nadie te dice que las peores pesadillas si se hacen realidad. Pero aquí estoy yo, despertando junto a mamá y construyendo un sueño que aleje mis peores pesadillas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s