Silencio, por favor


Cuando el dolor es tan fuerte que no existen palabras de consuelo, cuando la impotencia de no poder hacer nada para cambiar la situación en la que estamos, cuando simplemente sentimos que las fuerzas se van acabando; cuando pasa eso es mejor callar, quedarnos en silencio y que esa persona sepa que estamos ahí, que no sabemos que decir o hacer pero que a pesar de eso estamos ahí, que no sentimos su dolor, que no tenemos idea lo que es tener esa enfermedad y que es obvio que no podemos ni tenemos con que comparar; cuando pasa eso, es mejor callar.

Silencio por favor, no necesito que me digas que medicina tomar, no quiero escuchar de mas especialistas, no me interesa que me leas otra vez los resultados de otras personas que tienen la misma enfermedad, silencio.

Sólo necesito que te quedes junto a mi, que me abraces de vez en cuando y me pases agua cuando tenga sed, que me ayudes a comer, que no te importe llevarme al baño y de vez en cuando limpiarme, que te despiertes mas temprano porque tengo hambre, que me bañes porque tengo calor, que no me mires con lástima porque puedo sentirlo, sólo quédate a mi lado y no me digas nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s