En mis días

AirBrush_20161118215558-1.jpg

Estoy menstruando.

Sí, esto es lo que le sucede a una mujer cada 28 días, y a mi me duele. Me enfermo literalmente -no espero que una o 2 mujeres se levanten a decir que la menstruación no es una enfermedad, yo me enfermo- Punto.

Mi cuerpo cambia, tengo cambios de ánimos y hambre. Sólo a veces puedo hacer ejercicios, otras me duele desde la punta de mis dedos de los pies hasta la cabeza, me hago bolita en la cama, abrazo una almohada y aplasto mi vientre, porque duele. Y es fácil saber cuando viene un dolor fuerte, empieza por las piernas y muy rápido llega al vientre, duele tanto que muchas veces termino con un pequeño desmayo y siguiente a eso 1 o 2 horas en cama, dopada gracias a esas 2 mágicas drogas. Y después de esas 2 horas, a lavarse la cara y volver a trabajar.

Cada 28 días me duele mi cuerpo, me dura un día, pero a veces el dolor se extiende hasta 2 o 3 días. Me dopo, y visto de prendas flojas y cómodas, tengo antojos y al comer me da asco. ¿Nauseas?, a veces y voy por el té caliente, cafecito o vino. Todo depende, siempre depende. También hay noches que disfruto estar menstruando, me da frío y me pongo medias, me enrollo en las sábanas y duermo por más de 8 horas -normalmente duermo mucho-, quiero abrazos y palabras lindas, quiero mucho chocolate y duchas de agua fría. Lo feo es cuando me pongo irritable, cuando mis pechos se hinchan tanto que no aguanto un abrazo, cuando me apesta la comida porque la cebolla, la papa, la leche o el arroz. Cuando me duele la cabeza y me siento mareada. Cuando tengo calor, tanto que llevo mi abanico a todas partes, me hidrato y no puedo dormir bien, porque duele.

Me enfermo cuando estoy menstruando, porque mi cuerpo cambia y me duele, porque no tolero el sol y me hago bolita en la cama. Es verdad que es algo increíble y “mágico” que fue dado a las mujeres, que tenemos la bendición de dar vida, que somos luz, fuente de vida y todos esos discursos que escuchas a tu primer cólico menstrual, pero a pesar de, es algo por la que muchas padecemos, por la que muchas queremos quedarnos en cama hasta que los pies dejen de latir y no duela caminar.

Aún así soy fuerte, resisto el dolor y a pesar que mi cuerpo cambia, se “desintoxica”, se limpiar o purifica por dentro, duele. Nunca he considerado que la menstruación sea algo mágico o armonioso, o al menos no la mía, existe un desbalance en mi cuerpo y eso provoca que me sienta incómoda; sin embargo eso no impide que tome una ducha fría y siga con mi día.

Me parece increíble que hayan mujeres que no tengan que pasar por este dolor, que cuando están menstruando disfrutan de su estado, de sus antojos y mimos, del sexo, del mal humor que se les quita con una copa. Me parece increíble, pero no entiendo cuando una mujer se enoja y/o acusa a otra por decir, estoy enferma en cama porque estoy menstruando, porque como se los conté 3 párrafos antes, yo soy una de muchas que cuando menstrúa se enferma.

Hoy estoy en mis días, estoy menstruando y ya no hay cólico porque es mi tercer día, me tomé un café con galletitas, recibí un abrazo y ahora me voy a hacer bolita para poder dormir. Mañana corro a las 7am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s