Tu memoria

Vamos a suponer que ya no tienes interés en saber de mi o en lo que hago, que no te hace falte verme o llamarme a altas horas de la noche. Que ya no esperas mis mensajes en las mañanas y que ni siquiera te preocupas por lo que estoy haciendo, pero algo es claro, algo sé y muy bien, de tu memoria no puedes esconderme, sigo ahí como la primera vez que me viste y te sonreí.

Y sé que esa sonrisa que viste cuando corría en la calle sigue vigente en tu memoria, seamos honestos, tu memoria no me dejará a un lado, en ella todavía estoy en tiempo presente
y  aunque pase el tiempo, cambie mi cuerpo, me cambie el cabello y tu hayas conocido otras sonrisas, de tu memoria no puedes esconderme, lo sabes y lo sé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s