Por un café más

aa

Eran las 6pm creo, no estoy segura porque estaba prestando más atención al chico de al lado que a mi reloj, de reojo, ¿así se dice verdad? es la única forma de ver sin voltear. Aunque es raro.

Pero ya estaba el cielo oscureciendo, aunque con esto del cambio del clima y la lluvia ya no se sabe en que hora estamos, el cielo se queda gris todo el día y provoca andar de colores al salir. Pero quedémonos en las 6pm.

¿Una pluma?, le pregunté, como si con eso iba a lograr cruzar más de 2 palabras. No, gracias – en serio dos palabras – y sonreí, no de esa sonrisa que medio mueves los labios, le sonreí de la que se enseña los dientes y se hacen los ojos más chiquitos. Y es que fue lo primero que se me vino a la mente después de esa esperada respuesta.

Ya llevábamos 1 hora, yo pedí 2 cafés y ya estaba a punto de pedir el tercero, cuando por fin me pidió la pluma. De verdad – ahora sí quería escribir – y menos mal porque ya no podía beber ni un café más y tenía que ir al baño. Le di la pluma y me levanté lentamente.

Al regresar se había ido, me dejo una nota y mi pluma, el mesero me vio y sonrío, yo leí la nota y no pude evitar sonreírle, salí de esa cafetería con mi tercer café en mano y esperando que llegue el cuarto.

La nota decía: “El cuarto café lo invito yo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s